Inicio monDo.Lirondo El paracaidista que desafía la velocidad del sonido

El paracaidista que desafía la velocidad del sonido

Un aventurero austríaco planea realizar este año el salto en paracaídas desde la mayor altura que jamás se haya hecho en la historia.
Felix Baumgartner saltará desde un globo a 36,5 kilómetros de altura donde cualquier fallo en su traje presurizado podría hacerle perder el conocimiento rápidamente.
La caída será tan rápida que será la primera persona en ir más rápido que la velocidad del sonido sin ayuda de una máquina.
Muchos han tratado de alcanzar esa proeza a lo largo de décadas pero fallaron en sus intentos.
Baumgartner es famoso por haber realizado llamativas acrobacias como saltar de las Torres Petronas en Malasia.
En un video lanzado para promocionar su intento, el austríaco dijo que la última prueba antes de intentar el salto fue exitosa.
"Eso significa que puedo cumplir, puedo hacerlo. El equipo funcionará", aseguró.
La parte más importante del equipo que utilizará será su traje que lo envolverá completamente para mantener la presión del aire y le brindará oxígeno.
El traje es similar a aquellos que utilizan los astronautas pero debe ser más resistente y tener mayor movilidad.

Baumgartner deberá mantener su integridad en el casi vacío que hay en lo más alto de la atmósfera. Si hubiese una rotura importante en el traje, los tejidos del aventurero empezarían a hincharse y sus ojos y boca comenzarían a hervir.
Test de presión
Los ingenieros probaron el traje con Baumgartner dentro recreando las condiciones del vuelo en una cápsula presurizada.
David Gradwell, médico y capitán de la Fuerza Aérea británica
El traje que, según el aventurero, "funciona" tendrá que protegerlo del extremo frío, ya que las temperaturas pueden caer hasta los -70ºC. Y tendrá que resistir a las fuerzas propias de pasar la barrera del sonido.
El médico y capitán de la Fuerza Aérea británica David Gradwell, jefe de medicina en la aviación, describe el intento como un destacado esfuerzo lleno de desafíos.
"Estará cayendo muy rápido por lo que deberá estar seguro de mantenerse estable y no empezar a dar vueltas sin control", explicó.
"Necesita ver a través del visor de su casco de presión qué está sucediendo para así poder operar su paracaídas y comprobar que se abra apropiadamente".
Si su intento tiene éxito, habrá batido el récord establecido en 1960 por Joe Kittinger que saltó de un globo a 31 kilómetros del suelo.
Kittinger es parte del equipo de Baumgartner y cree que el nuevo intento tendrá éxito. A pesar de ello, el coronel retirado de la Fuerza Aérea estadounidense admite que cuando el austríaco salte "pronunciará una plegaria".